lunes, 10 de diciembre de 2012

¿El grabado es un arte menor?

¿Se puede seguir pensando en artes menores y mayores, y preguntarse algo como el título de esta entrada? Desde nuestros presupuestos ideológicos es feo decir cosas así. Todas las artes han de ser iguales. Pero como siempre el lenguaje, incluso el lenguaje heredado o en desuso, refleja una valoración, una  realidad social. Nuestro contexto democrático no elimina las jerarquías. Les cambia el nombre y trata de reformarlas, pero en muchas ocasiones inútilmente.
Para empezar podríamos ver que puede querer decir Arte menor. Un arte menor es aquel que tiene una menor complejidad, unas posibilidades menores en su técnica, en sus desarrollos, en su práctica y tradición. Tambien un arte subordinado a otros.
El arte mayor es en la métrica poética el verso superior a 9 sílabas, y el menor del octosílabo para abajo. En el Flamenco también hay un cante chico y un cante grande. El cante chico es más popular, más de fiesta, en el cante grande hay dificultad y tragedia.
Entonces ¿Es el grabado un arte menor? Pues para muchos artistas, si atendemos al uso que hacen de él, así es, porque está subordinado a lo que hacen en pintura, escultura o dibujo y enfocado a realizar obra más barata que la original única.

Esto lo he pensado al leer en el nº 35 de  Grabado y edición la entrevista mútua que se hacen Fernando Bellver y Demian Flores. Bellver, nada más empezar, nos dice:

"Mi relación con la gráfica empieza porque me resultaba más fácil su venta, yo venía de una tradición de dibujo y escultura y necesitaba dinero rápido para poder fundir mis esculturas"

Es una entrevista sin pelos en la lengua. No hay mercado de la gráfica en España nos dice Bellver, y esto nos puede dar una pista muy reveladora de los motivos de la deriva de Estampa  mucho más acertada que pensar que la gráfica está obsoleta, o que eso es lo que piensa la dirección de Estampa. La economía tiene un gran peso en el Arte, y no solo en la vida de los artistas, sino en la dialectica de las nuevas propuestas o enfoques, alumbradas en muchos casos más por la necesidad de encontrar mercado que por la inquietud de innovar en los lenguajes artísticos, aunque innovar en los lenguajes artísticos sea uno de los motivos que guía la ambición artística. No quiero ser dogmático -todo se entremezcla a la vez- pero tampoco quiero participar en la tradicional ocultación por parte de los artistas de los motivos prosaicos que guían sus búsquedas artísticas. La especialización, la hibridación, la intelectualización y los cambios estilísticos en ocasiones tienen como motor el dinero, su ausencia. También la ausencia de reconocimiento.


                                            Aguafuerte en dos tintas. Recordando mis lobitos.

Sin un mercado de la gráfica lo lógico es que la práctica de la gráfica sea vista por muchos artistas como un complemento, un algo más que hacer...  Aunque "los artistas", leyendo estas lineas, podrían recordarme que esa ausencia de Mercado no es un patrimonio de la gráfica, sino una condición de todo el mercado del arte plástico tradicional y del visual (no del cine claro, sino del video arte, fotografía, etc.). Y no solo de España.

Tradicionalmente siempre que se empieza un artículo preguntando algo como esto, que si tal disciplina es un arte menor, se acaba afirmando apasionadamente lo contrario.

 Desde el punto de vista de la complejidad las técnicas del grabado no tienen nada que envidiar a otras técincas del arte plástico. La condición de original múltiple pesa mucho en su consideración de arte menor (y eso que en los estandares actuales se trata de una multiplicidad muy escasa, pero ciertamente no se trata de de ejemplares únicos, así que su "Prestigio Aurático está mermado). Pesa mucho el uso que el mercado del arte y los artistas han hecho y aún hacen del grabado, y el menor precio que la obra gráfica siempre tiene si miramos en perspectiva la producción de un mismo artista. Si pensamos que el precio de mercado es una traducción consensuada del valor, entonces el grabado, de una manera muy clara, es un arte menor dentro del Sistema del Arte. La inexistencia de museos de gráfica o la casi total ausencia de un circuito de galerias de gráfica -al menos en España-  apuntan en la misma dirección.


Aluminografía.


Sin embargo el panorama del Arte Contemporaneo ha proporcionado una base teórica y una situación en la que las artes mayores o menores no deberían existir. Todo tiene el mismo valor de salida, lo que hay es desarrollos más o menos acertados, más o menos mayores o menores. En la práctica vemos como nunca una cantidad grande de artistas que cultivan en exclusiva la gráfica entendida como una propuesta de Arte Contemporaneo, sin subordinarla a otras disciplinas ni a la voluntad encubierta de hacer reproducciones artísticas. Así que, perdida entre el ruido de las corrientes dominantes y a pesar de ellas, puede que la gráfica, en sus muchas variantes, adquiera en la actualidad una densidad inesperada.
En el mismo nº 35 de Grabado y edición en otra entrevista, esta a Alicia Candiani, se afirma lo siguiente :

"En el siglo XXI el arte gráfico está redefiniendo de manera transgresiva las estrategias de construcción de la imagen a través de la posibilidad de generar la obra haciendo uso del múltiple y sacando ventaja de las nuevas tecnologías y los medios digitales. Esto le ha permitido "expandirse" e hibridizarse con otras disciplinas, cambiar de escala, intervenir espacios urbanos, funcionar como registro de situaciones, desastres o conflictos y, en consecuencia, convertirse en una delas prácticas artísticas más interesantes del Arte Contemporáneo."



Una de las prácticas artísticas más interesantes del Arte Contemporaneo, puede serpero las razones que da a mi me parecen equivocadas. Decir que una disciplina artística redefine de "manera transgresiva" algo  es ser enormemente optimista porque desde el agotamiento de los movimientos de Vanguardia ya no hay nada de transgresivo en el Arte que no sea rutina generalizada o que no sea  una representación hiperreal de la transgresión. Además, que esa transgresividad recaiga en la posibilidad del multiple, cuando esto es lo que ha definido tradicionalmente a la gráfica, resulta pasmoso. La expansión e hibridación de la gráfica es la expansión e hibridación que ha sufrido todo el arte plástico tradicional en el siglo XX, y más bien se podría decir que la gráfica ha sido de las últimas en apuntarse a esta moda y jerga Postmoderna. La conclusión, que la gráfica es una de las prácticas más interesantes del Arte Contemporaneo, dicha por una practicante de la gráfica suena como cuando de pequeño al ir el primer día de curso a clase cada profesor nos contaba que su asignatura era de las más importantes que teniamos.

 Sin embargo comparto algo de lo que dice Candiani: la gráfica se ha redefinido, pero lo ha hecho a pesar de haber mimetizado todo ese movimiento de igualación sufrido por las prácticas artísticas. Para mi el interés de la gráfica dentro del arte contemporaneo radica en que no ha perdido su caracter artesanal, la importancia de su materialidad, su tactilidad y el placer psicosomático de su práctica. Es la manera artesanal y física de hacer múltiples, esa es su especificidad y su atractivo, tanto para el productor como para el espectador. Es decir, la tradición gráfica como opcción adquiere un nuevo significado dentro de las prácticas del Arte contemporaneo, que en general se han desmaterializado, Hipertecnologizado, hibridizado, etc. De ahí viene en mi opinión el interés renovado por la Tipografía Artesanal, por la Litografía sobre Piedra, por la fotografía artesanal incluso, y otras prácticas que parecían estar dando sus últimos coletazos antes de su desaparición completa.  Pero en vez de eso se benefician de un interés renovado, renacen...  ¿Por qué?  Porque en la grafica, como en la pintura y otras disciplinas, se mantiene una escala de actuación física que, en la medida en que se convierte en una elección del artista y no en una condición inevitable, puede significar algo genuinamente nuevo.


Templanza, Linografía iluminada.

 Aunque esto, dicho por un practicante de la gráfica, suene también enormemente optimista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario