viernes, 30 de octubre de 2015

Exposiciones de gráfica en Barcelona (11)

En la Galería Eude podemos ver una exposición de obra sobre papel de Agustín Ibarrola, artista vasco conocido sobre todo por intervenciones en la naturaleza, como la del bosque de Oma.  Destacamos por supuesto la presencia en la muestra de Xilografías que hacen pensar que, si bien Ibarrola es un artista plástico multidisciplinar, la escultura tiñe su acercamiento a la gráfica.  Así lo indican varios de los ejemplos que encontramos en Eude, donde la corporeidad de la estampa y sus cualidades materiales destacan notablemente en algunos casos, como sus xilografías estampadas sobre planchas de aluminio.

  




Esta estampación agudiza el gofrado y le da una contundencia que suele ser, en los escultores, la manera en la que construyen sus investigaciones en torno al grabado. Otro ejemplo lo hallamos en las estampas cuyo soporte es el cartón acanalado, o las estampas de matrices recortadas:










En este último caso, cuyo título es Grupo de obreros, no hay que perderse la reflexión que sobre su producción gráfica hace el propio Ibarrola, y la relación en torno a su propósito como artista y cómo finalmente llegan a nostros estos trabajos:

"No sé por qué razón no se ha hecho una edición de mis grabados, no lo entiendo. Casi todos mis grabados iban a ayudar a los obreros en huelga, a los estudiantes. Yo los distribuía por una cantidad irrisoria. en la que únicamente cobraba las tintas y el papel. La verdad es que por 100 o 150 pesetas mucha gente los tenía en sus casas; unos los utilizaban como afiche, otros como arte revolucionario, pero estaban en sus casas, y era la extensión de una cultura progresista, situada con características estéticas y artísticas en igualdad de condiciones que mi obra mayor realizada en óleos u otros materiales." (1)


La actitud de Ibarrola recuerda razonablemente a la de artistas de hace unos 50 años bajo el franquismo, los de Estampa Popular, en una de sus estrategias de acercamiento al proletariado, aquellos se enfrentaron al riesgo de ser detenidos y encarcelados, como efectivamente pasó en algún caso, y este se enfrenta en cambio a la indiferencia de aquellos a los que se dirige. Esto daría para una reflexión en torno a la percepción del valor de los objetos artísticos, ya que quizá el problema es -precisamente- plantear con acciones la igualdad de condiciones en caracterísiticas estéticas entre lo que Ibarrola llama su obra mayor y el grabado.



Siguiendo con la Xilografía en el Centre Civic Drassanes y hasta el 10 de Noviembre exposición de la artista Alicia Gallego, con la posibilidad de participar en visitas guiadas por la propia autora el  sábado 31 de Octubre a las 12:30 y el sábado 7 de noviembre a las 19:00.






La muestra presenta 11 Xilografias donde la potencia del negro y los tramados gráficos son el principal argumento formal. Destacan 3 obras de mayor tamaño, colgadas de la pared sin enmarcar:










Estas tres obras son parte de la serie Meciendo la razón. Hay un componente en estas obras de Alicia Gallego de arabesco orgánico, celular, de estructuras vivas en crecimiento, de seres irradiantes aislados en universos oscuros, pendientes de la revelación de sus propias presencias. El resultado, aparte de su atractivo plástico, roza lo inquietante...   Bien, eso es lo que le ha parecido a Grabado Líquido, pero, teniendo la oportunidad de preguntar a la autora en los dos encuentros previstos, será cuestión de no desaprovecharlos.


(1) Fuente: http://www.agustinibarrola.com/portfolio/grabados/

No hay comentarios:

Publicar un comentario