miércoles, 24 de abril de 2013

El Dia del Libro

23 de Abril: Día del libro. En Barcelona la gente se lanza a la calle en busca de una rosa y un libro. En el centro el ambiente es febril, especialmente en las ramblas, donde se suceden uno tras otro los puestos de venta de libros y rosas. El tráfico está cortado y se camina sin prisas, porque con tanta gente no se puede tener prisa. Hay Stands donde los escritores firman libros o se realizan entrevistas. Dicen que este día hay librerias que venden el 20% de su facturación anual, y que para mucha gente es el día del año en el que compran uno o dos libros, seguramente los únicos hasta el siguiente dia del libro. En las semanas previas a esta fecha se suceden las novedades editoriales, y últimamente las reflexiones sobre la decadencia de las librerias, del formato del libro en papel y de la crisis en la industria. El día del Libro es visto como una tregua dentro del incierto panorama al que este sector se enfrenta.


La rambla el 23 de Abril a las 15:30, todos a por su libro y/o su rosa, o a por su foto de las ramblas llenas


Se trata de un acontecimiento en el que el libro como objeto se distribuye de manera masiva, es el día de los superventas, de los betsellers, y desde Grabado Líquido pensamos en un arte, la literatura, con un vehiculo , el libro, claramente Postaurático. Igual da un libro que otro. Pensamos en el autor, en las publicitadas novedades, y en todo caso elegimos entre la edición de bolsillo o una de mayor gramaje, si es que es posible  elegir.  Se puede uno recorrer la ramblas y tener la sensación de que en realidad no son tantos los libros, que en casi todos los puestos hay lo mismo. Pero, al final de la rambla, aparte de la negra flor, hemos podido visitar esto:


Entrada a la Feria Art libris



La ya 4ª edición de Arts Libris, Feria Internacional del libro y ediciones de arte, fotografía y diseño de Barcelona. Es importante el Subtitulo, porque el nombre de guerra -Art Libris-  parece que signifique El Arte del Libro, y que nos remita a una feria de libro de artista y ediciones de libros de arte; pero cada vez más, edición tras edición, está claro que la feria aprovecha el tirón del dia del libro para presentar una feria en la que el libro es uno de los argumentos, pero no el único. Ediciones de Arte múltiple se acercaría más a lo que se ha podido ver allí, sobre todo en la parte de expositores. Después de pasear por la Rambla, traspasado el umbral de Art Libris, pasamos del libro convencional, cuya fabricación y difusión se pretenden masivas y que es vehiculo de la literatura, al libro como objeto artístico, de edición limitada y fabricación artesanal.

Panorama de la parte de expositores

Como digo, esto no es exactamente así. Cada año la presencia en Art Libris de las ediciones de Arte múltiple de todo tipo, fotografía, objetos, obra gráfica, es mayor. Sin embargo la comun presencia de libros como objeto de Arte hace pensar sobre la aparente y generalizada condición Postaurática del libro usual. Porque resulta paradójico -pero ya es una paradoja que empieza a sonarnos- que cuando se anuncia la obsolescencia y pronto fin de un medio, de una industria o de un arte, éste reaparece redefinido por el propio mundo del arte. En este caso, el del libro, se rescata el objeto y se convierte en edición limitada u objeto único. Y puesto que ya he nombrado la  condición Postaurática de la Literatura, advirtamos que a traves de la atención material al objeto el libro renace como Arte Aurático tal como Benjamin define al Aura. Estamos ante un libro en el que hay una apuesta por la presencia irrepetible, por un aquí y un ahora que el artista propone a través del libro como auténtico.

  Esto tiene sus matices. Habrá quien confunda este renacer con la bibliofilia que colecciona rarezas del pasado, libros antiguos o primeras ediciones, pero en estos casos se trata de una consecuencia del tiempo que pasa y de la apreciación de una artesania del libro de alto nivel (encuadernación, tipografía, papel, etc).




Pero de lo que se trata aquí es de la voluntad expresa del artista de pensar la materialidad del libro antes que su función tradicional de vehiculo literario. Cada libro es cada artista.  No hay un formato y el libro objeto se puede volver no solo ilegible, sino irreconocible como tal.

Grabado Líquido deambuló por los Stands rastreando los diversos aspectos que rodean a este renacer del Libro, saludando de paso a los artistas amigos:


Stand de Tinta Invisible, una editorial que presentaba varios formatos de libro de artista

Maria Pujol de Manera Negra y sus libros troquelados




Stand de Círculo del Arte, aquí libros de Arte, ediciones de fotografía y algún libro de artista


Propuesta creativa centrada en las encuadernaciones de Helene Genvrin


Los artistas Roser Sales y Juan Escudero ante el Stand de Roser Sales

Para que el Libro como argumento del Arte quedase claro, Arts Libris se ha complementado este año con una exposición sobre el libro de Artista. Pasando Página, el libro como territorio del Arte, que dura hasta el 11 de Mayo y por tanto puede ser visitada aún. En ella podemos ver un acercamiento al Libro de Artista desde la historia, partiendo de Edward Ruscha en 1963 con sus Twenty-six Gasoline Stations.



El interés por los libros de artista en Barcelona que aprovecha el dia del libro para visibilizarse no es patrimonio de Arts Libris. Desde hace 6 años un evento más humilde en su formato, pero con contenidos tambien remarcables, es el Festival del libro de artista y la pequeña edición, que este año se ha ampliado a una Feria de las Artes del libro. El lugar de la Feria ha sido El Pati Llimona, y Grabado Líquido también se ha pasado por allí:




En esta otra feria, de una manera muy clara y debido a su tamaño, predomina el expositor en el que el propio artista nos presenta su trabajo y, a diferencia de Arts Libris, no hay galerías ni apenas presencia institucional. Esto tiene la ventaja de que el libro de Artista resulta más visible en sus diferentes enfoques que en Arts Libris:


Libro-Urna


Libro inacabable

Libro caja

Hablar con los artistas, que generalmente son los que permanecen en el Stand, resulta muy fácil. De esta manera el contexto en el que el libro de artista cobra un sentido de autenticidad, tal como Walter Benjamin la definió en el campo del Arte, queda más claro.





La artista Maru de Marbella enseña a Grabado Líquido su obra


Libro de Pia Wortham

Libro de Carmen Sanz Soto


En definitiva, el renovado interés sobre el libro de Artista es para Grabado Líquido otro síntoma más de cómo las nuevas tecnologías de lo digital y la consiguiente desmaterialización del Arte consiguen que lo material y los enfoques artesanales y artísticos centrados en el objeto y su Aura cobren un nuevo impulso. En vez de desaparecer renacen, en vez de tornarse insignificantes se resignifican.

Y por si lo de la negra flor no os quedó claro:

1 comentario:

  1. Un buen reportaje, thankius por la foto.
    un abrazo,

    Maria Pujol

    ResponderEliminar