domingo, 24 de febrero de 2013

Precio y valor (2)

En el nº 345/346 de la revista de Literatura Quimera  hay una entrevista al escritor Félix de Azúa en la que podemos leer lo siguiente:

Pregunta de Quimera: Tu propuesta (aquí y en otros textos) es el que la obra de arte aproveche lo que denominas su "enorme fuerza" para "competir en tanto que mercancia". En este sentido, pareces el único convencido de la capacidad del arte de competir como tal con otras mercancias comunicativas y pseudoartísticas; de hecho (y esto es lo notable) la discusión sobre la supuesta "decadencia" del arte y de la cultura parecen esgrimir como argumento principal el descenso de las ventas de libros, entradas de cine y discos. ¿Puede realmente el arte no afirmativo ser evaluado de esa manera?

Respuesta de Felix de Azua: Bueno, hay mucho cursi que ahora lamenta que el arte actual está muy "mercantilizado", pero ¿Cuándo no ha estado mercantilizado el arte? !Por favor! Dime no ya un siglo, dime un año. El Arte siempre ha sido "la" mercancía perfecta. Y es un modelo para las mercancías modernas. La primera reflexión extraordinaria sobre este asunto es la de Charles Baudalaire, que va a la Exposición Universal de París y ve en una enorme sala una locomotora sobre un pedestal y la compara con los guerreros persas de los frisos antiguos; él es el primero que entiende cierto tipo de arte como una mercancia o la mercancia como arte, con su pedestal escultórico. (1)





Robert Hughes también, en su artículo sobre Arte y Dinero ya citado en Precio y valor (1) , nos advierte de lo mismo:  Desde el punto de vista de la historia no puede haber discusiones, el dinero favorece el arte. Todas las épocas en las que ha habido sociedades con una economía pujante han dado lugar a un arte floreciente.

Pero más allá de esta constatación, la de que el arte se rige por criterios económicos iguales a cualquier otra mercancia en tanto que tal mercancia,  existe la sensación generalizada de que en el precio del arte se ha excedido la barrera de lo razonable.Curioseando por Internet se pueden ver multitud de artículos donde se teoriza sobre cuales son los motivos y que factores influyen en el precio del arte. Por ejemplo este.O bien otros donde se denuncia el exceso, aunque en ese caso, es muy común que se encuentre el exceso en el arte contemporaneo, es decir, que en realidad lo que se denuncia es un precio inmerecido en ese caso. Por ejemplo este artículo. Tambien podemos poner números concretos a la desmesura, en un Ranking de las pinturas más caras.




El nº 5 de Jackson Pollock, con sus 140 millones de Dolares, es particularmente polémico por su  falta de intención compositiva, metafórica o de representación. Es decir, que -como he dicho- para algunos en el caso de esta obra el precio es injustificado porque es una obra sobrevalorada (se argumentan, en el origen de la apreciación de la obra de Pollock y del expresionismo abstracto en general, motivos políticos: la necesidad propagandística de EEUU durante la guerra fría de tener un Arte propio superior en prestigio al del resto del mundo, basado en la individualidad extrema por encima del colectivo, todo ello una metáfora de la pugna ideológica entre el capitalismo y el comunismo. Aunque la fecha de venta de este record, el 2006, deja un poco lejanas a esas razones), pero no lo sería en el caso de otras, generalmente estilísticamente opuestas.

A mi nada de esto me convence. Me parece que, pasada una cierta cifra, el precio siempre es injustificado, con independencia de si se trata de un Hirts, un Van Gogh o un Da Vinci. Ahora lo fundamental al fijar un precio no es el valor artístico, es la libertad de quien dispone del dinero de acceder a pagar, y en esto simplemente no hay límite. Lo que hay que preguntarse es cómo es posible que haya alguien que pueda gastarse 100 millones de dolares en un cuadro porque, con respecto a su renta, ese dinero no es una cantidad grande. El tiburón de Hirst por ejemplo, vendido por 12 millones de dolares, no fué demasiado costoso desde el relativo punto de vista de su comprador, ya que 12 millones es el dinero que ganaba en el momento de su compra en 3 o 4 días (2).




Así pues el precio del arte es un reflejo de cómo se reparte la riqueza en nuestro sistema económico, y esto vale para todos sus segmentos, concediendo a algunos artistas y obras un enorme valor y un precio ilimitado frente a otros, la inmensa mayoria, cuyo valor es mínimo y el precio de su producción ridículo. No quiero decir con esto que no haya diferencias de valor, quiero decir que las diferencias de valor artístico cuando se traducen  a diferencias en un precio de mercado estas revelan  las diferencias de clase que caracterizan nuestra sociedad.  Y esto es algo estructural, una violencia estructural se podría decir.  En este sentido el artículo más interesante que he leido por Internet es este. Su autor  Octavi Comeron situa los dos juicios más recurrentes con respecto al precio del arte (es decir, que no está justificado en su inflación o que si lo está)  con respecto a las dos tradiciones filosóficas a las que nos remiten:  la Crítica del Juicio de Kant en el caso de los que condenan el caracter especulativo del mercado del arte y los primeros escritos de Adam Smith en el caso de los que aprueban este carácter especulativo. Otro de los puntos interesantes de este artículo es las concepciones que se explican sobre la función del Mercado, extraidas del análisis de Michel Foucault. Así, en el marco de la modernidad racionalista, el Mercado es concebido como un instrumento cuya función es descubrir el verdadero valor de las cosas, mientras que en la etapa premoderna el Mercado era un instrumento que impartía Justicia. Comeron señala lo extraño de esta segunda idea, si bien esta extrañeza se podría aplicar a ambas concepciones, que desde la actualidad no podemos ver -en mi opinión- sino como  intenciónes teóricas. Seguramente ahora habría que enunciar una nueva función por la que el Mercado se rige, y de la que el mercado del Arte sería un reflejo espectacularizado. Con esto, y recordando a Lyotard, no hemos de olvidar que estas teóricas funciones del Mercado, incluso en el caso de que sean excluyentes, se pueden dar a la vez en la realidad en diversas medidas o contextos diferentes, aunque haya alguna de ellas que sea la propia del discurso dominante.

La función que tiene el Mercado como instrumento de lo social  ¿Puede alguien creer ahora que es hallar la verdad del valor o el valor justo de las cosas?  Hay gente que piensa que es así, quienes quieren hacernos creer que es así o quienes piensan que tendría que ser así. Pero mas bien parece que el Mercado se riga por otras intenciones que nada tienen que ver con la Justicia o con la verdad. Una posible función sería concebir al Mercado como un instrumento de satisfacción individual de los deseos, en los que ni la justica ni la verdad cumplirían necesariamente un papel. El valor máximo, su principio ideológico rector, sería, citando a Lipovetsky y su Hipermodernidad, la satisfacción de los deseos del Neoindividualismo narcisista en el que estamos inmersos.


El magnifico Narciso de Caravaggio



Es para pensarselo.




(1) Nº 345/346 de Quimera. Pags. 28-29.

(2) Thompon, Don. El Tiburón de doce millones de dolares. Ariel 2009.



lunes, 18 de febrero de 2013

Bonus track



Por diversos motivos hay trabajos que no he mostrado, o lo he hecho muy poco.  A veces fué porque algo no me convenció de ellos, pero no siempre son obras incompletas. A veces la fotografía que les hice salió borrosa, o la perdí, y después de hacer algo de camino por ahí han desaparecido, o bien se trata de estampas que no configuraron una serie y se han quedado solas.Y también están los hechos hace muchos años.

 Últimamente trato de mejorar las fotografías de mis grabados, aún he de mejorar diversos aspectos, pero  eso ha hecho que los revise para fotografiarlos de nuevo. Al ver parte de ellos de nuevo se me ha ocurrido pensar en esas canciones que esperan ocultas en el final de los discos o en el final de las biografías de los músicos, los bonus tracks. Ahí van algunos de los míos:


Con lo bien que iba todo, una colografía de 65x50 CMS




Comunicación Dificil; Un ciego que grita a un sordo, un sordo que señala un texto a un ciego.



Un poquito de estres, Litografía con fondo texturado


Litografía influenciada por el cubismo órfico

Las aguadas litográficas no se me dieron nunca bien

Mucha rata viste traje y corbata, lo leí en el muro de un centro de negocios de Barcelona


Kayuco King, posiblemente la Xilo en la que más planchas he tallado


Este es de la serie sobre la voluntad, lo tengo que subir a la web con los otros


Este es de hace poco, del 2010, la única Xilo que he hecho sobre papel negro




Lo mejor para el final, esto es un Oleo de cuando quería ser pintor, ya hace 19 años!!!

Y, como no podía faltar en una entrada con un título así, bonus tracks de Tom Waits, de su disco Orphams bonus tracks, Diamond in your mind, disfrutadla:



martes, 5 de febrero de 2013

Itinerarios reflexivos

Al parecer el éxito de Internet y sus redes sociales, en contra de lo que se pueda pensar, no se debe tanto a la facilidad para crear vínculos, como a la facilidad para romperlos sin que ello suponga un grave conflicto emocional. Esto es así por el tipo de vínculo que en Internet se establece, un vínculo virtual, que carece de la violencia propia de lo real. Pero la facilidad de romper vínculos no es lo único que en la Red puede desparecer de un día para otro. Todo lo que colgamos está sujeto a esta impermanencia, a esta mutabilidad. Existe un referencia bibliográfica concreta para citar textos consultados en Internet, que incluye la dirección web y la fecha de consulta, porque nadie nos garantiza que esa refencia, en un futuro, simplemente no desaparezca. Los motivos para que un contenido o una página entera dejen de ser visibles son variados: Puede deberse al cierre de una empresa de servidores, al cierre de una empresa que presta el servicio de software que sirve de memoria a tus contenidos (pensemos por ejemplo en el súbito cierre de una página de albumes de fotos) o bien a la no renovación de un dominio a tiempo. Hay muchos motivos, y todos ellos demuestran que la velocidad en Internet, el vértigo de lo instantaneo y ubicuo, vale no solo para la creación de conocimiento sino también para su destrucción. A veces el colapso se produce por una cuestión de espacio, porque todo espacio virtual, aunque no podamos ver sus fronteras, las tiene. La capacidad es siempre limitada, aunque parezca inagotable. La vida, que sería en términos metafóricos toda la actividad de intercambio virtual que tiene lugar en Internet, es frenética, pero también lo es la muerte.

En las redes que participo desde que estoy en Internet uno de los soportes más débiles que he experimentado es el de los foros. El software de los foros está basado en un software libre al alcance de cualquiera. Solo te lo has de bajar de las páginas que lo ofrecen e instalarlo en un servidor, comprar un dominio y configurar el aspecto del foro. Tambien hay empresas que a cambio de poder enviar publicidad personalizada a tu IP ponen a tu alcance el software ya instalado y preconfigurado, de modo que cualquiera puede promover un foro, aunque sus conocimientos informáticos sean muy escasos.
 Esto no evita que siempre haya una limitación física y temporal; y la posibilidad de que el foro construido se volatilize sigue ahí. He sido usuario de tres foros de arte en el espacio de 4 años, y dos de ellos han desaparecido. Un dia te conectas y aparece un mensaje de error al cargar la página, o te sale la frase esa de "Server not found".  Precísamente el foro del que os hablé en Precio y valor(1) surgió de la desaparición del último en el que solía escribir. Al participar en este foro (ArteforoXXI) desde el principio  y conocer a sus administradores, uno de ellos grabador, la sección de grabado estaba asegurada. En ella he continuado con uno de los hilos que tenía en el foro anterior, es  El Departamento de Investigaciones Xilográficas, en el que, como su nombre indica, los participantes nos proponíamos ejercicios e investigaciones técnicas sobre la Xilografía, siendo una de las más destacadas encontrar una gubia de velo, cosa que logramos después de numerosos intentos.






Pero otros hilos se perdieron, en parte porque no tome la precaución de copiar todos sus contenidos. Uno de esos hilos se llamaba Itinerarios reflexivos. En él se trataba de proponer itinerarios de imágenes, que muy a menudo se correspondían con itinerarios físicos, en mi caso por Barcelona, que tenían como objetivo proponer una reflexión sobre el Arte a partir del recorrido propuesto. Mi primer itinerario fué una visita a las paredes exteriores de la central eléctrica/térmica de Sant Adrià del Besos, ciudad cercana a Barcelona. El objetivo del itinerario era reflexionar sobre las especiales condiciones de producción de los graffitis artísticos, su extrema temporalidad, la ausencia de un comercio fácil a su alrededor, la ética que parece que se desprendía de ello y tambien las tipologías iconográficas y técnicas que los nutrían, de ahí mi reciente entrada sobre los graffitis que tienen relación con el arte múltiple. Pero esa parte, los graffitis recortados o realizados con plantilla, era solo una porción de lo que me encontraba. He pensado, por la aceptación que ha tenido Múltiples expandidos:El graffiti , que os gustaría ver más graffitis, aunque tengan más que ver con la pintura mural popular y contemporanea que con la gráfica. Como en la ocasión anterior, casi todos estos graffitis ya no existen. Para que os hagais una idea, os pongo primero unas fotos del lugar por el que transcurre el itinerario, que es muy especial. Esta central térmica, que desde Barcelona se reconoce  por sus tres inconfundibles chimeneas, actualmente está siendo parcialmente demolida, ya que hace años que está en desuso:


Así era la primera vez que fuí, ¿Sabes lo que te quiero decir?


Así está ahora







En plena demolición


Colectores de desagüe de la refrigeración


Pasar por aquí debajo es la parte que da más miedo


Prácticamente expresionismo

Y los graffitis:

Este tiene su gracia en que está enfrente de una playa

De este autor había varios, y pensaba qué fácil sería hacer grabados con esas tramas.








Este tenía segunda parte


La radiografía!!!!

Los Tags no me suelen gustar, pero este me pareció simpático

Aunque la verdad es que esta vez las firmas predominaban

Del mismo autor de los cerditos

Este es de este último viaje
Este es uno inusualmente largo.


Uno de mis preferidos, por su paradójica ironía.

Cualquier rincón es bueno, todo se aprovecha

Incluso fuera de los muros, en medio de la playa...

Volviendo al inicio de esta entrada, personalmente no lamento la desaparición de esos foros e incluso no lamento la pérdida de los contenidos que elaboré. En última instancia son una metáfora de nuestra fragilidad, sobre todo de la fragilidad de lo que parece que tenemos. Me estaré volviendo Hipermoderno, o puede que,como dice  Emmylou Harris en esta versión de Tracy Chapman,All that you have is your soul.