jueves, 16 de junio de 2011

Exposiciones

Exposiciones de grabado en Barcelona no hay demasiadas. Ahora mismo, por ejemplo, debe haber 3 o 4. Ya lo miraré… Hace un par  de semanas fui al MNAC a ver las dos exposiciones temporales que hay actualmente. Una  es de Courbet y su influencia en Catalunya. Realismo(s).La huella de Courbet. La exposición desgrana una serie de secciones (el retrato, el autorretrato, el desnudo) y confronta cuadros de Courbet con los de artistas locales que fueron influidos por el concepto de realismo implícito en las representaciones de Courbet.

Este es uno de los Courbets presentes en la muestra:


Painting - Le Sommeil (The Sleepers) by Gustave Courbet



 El contexto histórico y el hilo argumental están bien explicados, y la selección de cuadros permite ver la más que evidente relación entre Courbet y los otros pintores.
 La ultima sala trata de contextualizar en la actualidad la pervivencia del realismo como concepto, nada menos que a través de cuadros de Antoni Tapies… Hombreeee, me parece que estos comisarios podrían haberse arriesgado más, y a la vez ser más oportunos, buscando ejemplos de artistas más jóvenes que fuesen herederos más directos de lo que ahora supondría la actitud de un Courbet del siglo XXI, y aquí mismo en el ámbito catalán, porque en la pintura contemporánea sigue habiendo cultivadores de esa actitud de fidelidad naturalista en la representación, podríamos decir, pero precisamente transformada por la idea de lo que ahora supone ser “realista”...  Lo de Tapies me parece muy cogido por los pelos, es como si dijesen, fijaros, hasta un pintor abstracto hace concesiones a la representación figurativa, pero ¿Es esa una actitud de representación realista? Cierto que en Tapies hay una realidad extrema, explicita en algunos de sus trabajos,  la de la renuncia a la representación visual, y así un cuadro con una mancha marrón puede titularse “mancha marrón” ¿Qué hay más real que eso? Pero esto se da en un rechazo frontal a la tradicional función de representación en la pintura. Sin embargo no toda la obra de Tapies responde a esta intención. En muchos de sus cuadros pervive la representación, cierto, pero de eso a incluirla en una exposición sobre Courbet y el realismo…  Me parecen más acertados los antecedentes, y me parece que hubiese sido posible ligar este realismo de la pintura del siglo XIX con el realismo de la pintura actual de otra manera.



También vi la exposición dedicada a Joaquín Torres-García: Joaquín Torres-García en sus encrucijadas.  Este es un pintor que se puede decir que me gusta mucho, pero a la vez siempre que tengo la oportunidad de ver algo suyo me quedo insatisfecho, pensando que eso que veo no debe ser lo mejor de su obra. Torres-García fue un pintor con dos estilos muy claros, uno neoclásico en su primera época y otro, el más conocido supongo, el estilo constructivo. En la facultad, en las clases de dibujo, alguna vez se nos puso a Torres-García como ejemplo, en su faceta constructiva, de un acercamiento distinto en la composición del dibujo, y en que aspectos fijarnos a la hora de componer. Por eso me gusta. Conceptos como Ritmo o Repetición son importantes pero sobre todo explícitos. Esta exposición recorre a través de sus dibujos, sobre todo dibujos, ambos estilos y el paso de uno a otro. Algún cuadro. Y de nuevo la misma sensación… Si, los dibujos son el proceso, el proceso es importante, y hay algún cuadro… Esos dibujos, que son cómo apilamientos y repiten unos pocos motivos… ¿No se aburría? ¿No son excesivamente simples?... Por si acaso al llegar a casa lo intenté yo mismo, a ver que se me escapaba. He aquí el resultado:



Bueno, pues no es tan fácil cómo parece. Realmente no hay nada como intentar algo para ver que donde radica su dificultad. Torres-García desarrolló un sutil concepto del equilibrio compositivo, sacando el máximo partido visual a unos pocos elementos, a su disposición, variación y repetición. La capacidad visual de Torres García la tenemos todos (la capacidad de equilibrar masas en una superficie), por eso parece “fácil”, porque es visualmente comprensible, sencillo. Pero no fácil. Al menos hay que entrenarse un poco. Si no me creéis probad vosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario